Técnicas alternativas de masturbación para personas trans

Técnicas alternativas de masturbación para personas trans

por Anna

el 4 jun 2021

Para muchas personas trans que no se han sometido a una operación de cirugía de afirmación de género, el sexo y la masturbación puede suponer un verdadero problema. Las formas “tradicionales” de masturbarse —sobre todo con las manos— pueden despertar sensaciones de disforia de género, desde cierta incomodidad a un desagrado absoluto. Como en Lovehoney trabajamos por la felicidad sexual, queremos que todo el mundo tenga una vida sexual satisfactoria, lo cual a veces implica salirse de la norma.

transgender pride eye makeup - kyle william urban

Hemos creado esta guía con técnicas alternativas de masturbación basándonos en experiencias reales de personas reales con la esperanza de que encuentres un nuevo modo de disfrutar del placer sexual sin sentirte mal con tu cuerpo, como a veces les sucede a las personas trans.

Es importante señalar que cada persona ve la masturbación de forma diferente. Hay a quienes sus genitales no les producen demasiada disforia y disfrutan de la masturbación como una manera de meterse de lleno mentalmente en su género y explorarlo. Sin embargo, también hay gente que tiene más dificultades y, si este es tu caso, recuerda que puede resultarte muy beneficioso hablar de tus sentimientos con profesionales.

Esta guía ha sido redactada principalmente para personas trans que no se han sometido a cirugía de afirmación de género, tanto si estás con terapia hormonal sustitutiva (THS) como si no. Utilizaremos términos dirigidos específicamente a los hombres y las mujeres trans, pero si tú eres una persona no binaria, genderqueer o te identificas fuera del género binario, esta guía también te incluye a ti y tus experiencias. Muchas de las técnicas que expondremos podrían resultarte útiles, y así esperamos que sea.

Por último, nos gustaría comentar algo importante sobre el lenguaje. Las comunidades trans son increíblemente diversas, al igual que el lenguaje que la gente suele usar para identificar su persona y sus partes del cuerpo. Hablar de los genitales de manera accesible, comprensible y positiva para todo el mundo puede resultar muy complicado. Existe un sinfín de palabras para referirse a los genitales y es posible que el término con el que una persona se siente cómoda haga sentir incómoda a otra.

Por este motivo, para garantizar que todo el mundo sabe exactamente a qué parte del cuerpo nos referimos, usaremos los términos médicos pene, testículos, vulva, vagina y clítoris. Si alguna de estas palabras no te agrada y te distrae de tu lectura, puedes usar una extensión para el navegador con la que buscar y reemplazar palabras en esta página y así no tener que leerlas. Aquí te explican cómo hacerlo en los navegadores Chrome y Firefox.

Consejos para mujeres trans y otras personas AMAB (asignadas al género masculino al nacer)

Juguetes sexuales

Los vibradores varita se consideran desde hace mucho tiempo el santo grial de los juguetes eróticos, y no es de extrañar: son potentes, silenciosos, pueden ser recargables o de enchufe y producen unos orgasmos increíbles. Además, al carecer de complicados botones, te serán muy fáciles de usar para estimular tu cuerpo o el de tu pareja.

Ve despacio, explorando tu cuerpo centímetro a centímetro, permitiéndote relajarte y sumergirte en las sensaciones. Prueba las vibraciones sobre los pezones (si estás con THS, hazlo con suavidad, ya que estarán sensibles) y el interior de los muslos. Para estimular los genitales con vibrador, mucha gente prefiere tener puesta ropa interior que sujete el pene contra el cuerpo, apuntando al ombligo. Prueba a mover la varita suavemente de arriba abajo sobre la ropa interior o déjala quieta debajo del glande ejerciendo una ligera presión. También puedes presionar el perineo para disfrutar simultáneamente de placer interno y externo.

A algunas personas con THS la estimulación de los vibradores varita les puede parecer demasiado intensa. Si este es tu caso, quizá prefieras usar una bala vibradora, ya que sus vibraciones son más suaves y es un poco más fácil de manejar. Sea cual sea el juguete que elijas, si lo vas a utilizar sin ropa interior, te recomendamos que le apliques una cantidad generosa de lubricante de base acuosa.

Próximamente anunciaremos un juguete nuevo para mujeres trans y estimularse con las manos libres, así que échale un vistazo a esta página de vez en cuando, puesto que pronto actualizaremos esta sección.

Técnicas usando solo las manos

Si prefieres masturbarte solo con las manos, existen un montón de técnicas diferentes que puedes probar. Los penes son casi idénticos a los clítoris a nivel estructural, ya que ambos se desarrollan a partir de los mismos tejidos esenciales. Tratar tu pene como un clítoris es una forma fantástica de darte placer; simplemente recuerda usar lubricante para disfrutar de las mejores sensaciones posibles.

Prueba a masturbarte por encima de una prenda de ropa interior ajustada, acariciando suavemente la cara inferior del pene de arriba abajo, centrándote justo debajo del glande. También puedes probar a ejercer presión sobre esta zona con la parte inferior de la palma de la mano y usar las yemas de los dedos para estimular la base del pene o el perineo con pequeñas caricias o círculos. Otra opción es sujetar el pene más bien en dirección al techo. Dobla los dedos sobre la parte superior del glande, de forma que la parte inferior de la palma rodee la zona más cercana a tu cara y tus yemas estimulen el frenillo. Realizar pequeños círculos o caricias simulando el típico gesto de “ven aquí” pueden producir un gran placer.

Otra técnica que puedes probar es el muffing. Puede costar un poco cogerle el truquillo, pero en cuanto lo tengas, ¡no podrás parar! Además, puedes combinarlo con otras técnicas descritas en este artículo.

Muchas mujeres trans en terapia hormonal sustitutiva no suelen tener erecciones, pero eso no significa que no puedan masturbarse ni tener relaciones sexuales si lo desean. Desde un punto de vista biológico, la erección del pene ha sido un paso evolutivo para ayudar a la penetración, pero masturbar un pene no erecto puede ser igual de placentero y producir un sinfín de sensaciones. A continuación, te presentamos una forma ingeniosa de masturbarte sin erección (le agradecemos a nuestra autora trans Amy Dentata esta imagen tan útil).

Técnica de masturbación alternativa para mujeres trans

Un pene femenino puede ser muy sexy, pero a las mujeres que sufren disforia la masturbación les puede resultar incómoda y traumática. Esta técnica evita erecciones incómodas y genera una sensación de estimulación interna.

Simplemente presiona el clítoris con la yema del anular y dobla el dedo hasta la base del tronco. (Esto también puede “deshacer” lentamente una erección)

¡Estimulación anal óptima!

¡Penetración! (Puedes añadir más dedos si lo deseas)

¡Estimulación del clítoris!

'Fold' masturbation technique for trans women

Consejos para hombres trans y otras personas AFAB (asignadas al género femenino al nacer)

Juguetes sexuales

Siempre recomendamos emplear lubricante con los juguetes sexuales, independientemente del género, pero este consejo es especialmente importante en el caso de hombres trans con THS, ya que la testosterona y los cambios hormonales pueden afectar a la lubricación natural..

La terapia hormonal sustitutiva hace crecer el clítoris, lo cual permite técnicas de masturbación más parecidas a las del pene. Un modo ingenioso de aprovechar este hecho es usando un anillo ajustable para el pene: aplica una buena capa de lubricante, rodea el clítoris con el anillo y apriétalo a tu gusto antes de masturbarte. A medida que aumenta la excitación, el anillo ayudará a “atrapar” sangre en el clítoris de forma que la erección sea mayor. Esto puede facilitar masturbarse con las manos, reducir la disforia e incluso hacer posible el sexo con penetración.

¿Te apetece sentirte un poco MacGyver? Pues prueba esta técnica: usa una bomba de succión para clítoris cilíndrica para agrandar el clítoris, como la bomba de succión para clítoris y pezones Swell Time de Lovehoney o el kit de 3 succionadores de pezones y clítoris de DOMINIX. Cuando estés en un nivel cómodo, retira la bomba del cilindro sin presionar la válvula de liberación rápida, de forma que el cilindro se quede adherido al clítoris succionándolo. Ahora podrás introducir el cilindro en el agujero de un consolador de silicona hueco (un Vac-U-Lock es ideal) y jugar como más te apetezca. Esta técnica permite masturbarse como si tuvieras pene, ya que la succión produce unas sensaciones magníficas en el clítoris, y también el sexo penetrativo. Antes de nada, asegúrate de que el cilindro de la bomba cabe en el hueco del consolador (es posible que necesites lubricante para introducirlo).

Si esta técnica te parece un poco complicada, no te preocupes. Es probable que nuestro masturbador FTM flexible Packer Gear sea justo lo que necesitas. Este masturbador flexible está diseñado específicamente para hombres trans y cuenta con una abertura grande, perfecta para el crecimiento del clítoris, y una cavidad texturizada para disfrutar del máximo placer. Funciona de un modo similar, ya que succiona el clítoris, pero gracias a su silicona elástica podrás realizar movimientos de masturbación hacia arriba y abajo.

Técnicas usando solo las manos

En caso de que no te gusten los juguetes sexuales, también te ofrecemos una técnica que puedes probar usando exclusivamente las manos.

Aplica una buena capa de lubricante y aprieta el clítoris con la cara interna de los dedos índice y corazón, que deben quedar planos contra el cuerpo, con el clítoris en medio. Luego empieza a deslizarlos de arriba abajo ejerciendo tanta presión como desees. Si la sensación es demasiado intensa, puedes apretar también un poco de piel de los lados del clítoris entre los dedos, como si fuese un bocadillo. Puedes deslizar ese “bocadillo” de arriba abajo o intentar empujarlo de dentro afuera para que la piel se mueva de delante atrás.

Escucha tu cuerpo

A la hora de masturbarse, la práctica es crucial para averiguar qué es lo que le funciona y lo que no a cada persona, independientemente del género. Experimenta, fíjate en las sensaciones de tu cuerpo, explora todas tus zonas sensibles y presta atención a las señales que tu cuerpo te da. ¡La felicidad sexual te espera!

Queremos darles las gracias a todas las personas transgénero y no conformes con el género que nos han ayudado crear esta guía. Colaborando podemos hacer que más gente alcance la felicidad sexual.

Anna

Redactado por Anna. Lovehoney

Publicado originalmente el 4 jun 2021. Actualizado el 11 jun 2021
Compartir