Sexo oral: consejos para un sexo oral alucinante

Sexo oral: consejos para un sexo oral alucinante

por Lovehoney

el 5 ago 2011

How to Give Better Oral Sex

Los 10 mejores consejos sobre sexo oral

Chuparla, comerlo, bajar al pilón, hacer una mamada... Da igual cómo llames coloquialmente al cunnilingus (para personas con vulva) o a la felación (para personas con pene), el sexo oral es uno de los actos más íntimos y satisfactorios que puedes vivir con tu pareja, tanto si das como si recibes.

Sin embargo, hacerle sexo oral a tu pareja puede resultar estresante (también que te lo hagan) y en Lovehoney solemos recibir consultas sobre cómo mejorar el sexo oral.

A continuación, te presentamos nuestros 10 consejos principales para mejorar la experiencia de dar y recibir sexo oral, como por ejemplo cómo disfrutar de que te lo hagan a cómo mejorar el sabor de tu orgasmo.

¿Tienes algún consejo imprescindible para el sexo oral? Deja un comentario con tus trucos para que tu amante se estremezca de gusto.


1. Relájate cuando te lo hagan

Lovehoney Tease Me Soft Satin Blackout Blindfold

Si recibir sexo oral te produce nerviosismo o te cohíbe, entonces es muy probable que no lo acabes disfrutando como debes. Mientras tengas limpias tus partes íntimas, no tendrás nada de lo que avergonzarte, así que aprende a desinhibirte. La intimidad sexual no es nada vergonzoso y el sexo oral es un acto totalmente normal.

Si te cuesta desconectar, cierra los ojos o aventúrate con un poco de bondage ligero. Las esposas, las ataduras y los antifaces te quitan esa sensación de responsabilidad y eliminan cualquier resquicio de vergüenza que puedas sentir, permitiéndote disfrutar de las dotes de tu pareja para el sexo oral

2. Higiene

El temor a que las partes íntimas no huelan o sepan bien es el factor que más cohíbe a la hora de disfrutar del sexo oral. Si quieres tener la certeza de que tu pareja está totalmente relajada, te recomendamos hacerle sexo oral después de haberse duchado. Se sentirá mucho más cómoda y disfrutará más de tus esfuerzos.

3. Eres lo que comes

Seguro que, si alguna vez has consumido cierta marca famosa de cereales recubiertos de miel, te habrás dado cuenta de que lo que comes afecta a tu funcionamiento interno. Además de haberte resultado curioso que la orina huela a trigo inflado con miel, también te ha podido dejar con la duda de si tu alimentación también tiene consecuencias en otros fluidos corporales.

X-Rated Love Hearts 44gExiste un debate científico sobre si la dieta afecta al sabor de los fluidos sexuales (semen, líquido preseminal o flujo vaginal). Algunas investigaciones indican que existe una relación, pero estas se basan en dietas a corto plazo y una simple “prueba de sabor”. Una gran parte de la comunidad científica defiende que las pruebas de sabor de fluidos sexuales producen efectos psicosomáticos y excluyen los factores ambientales y el estilo de vida, por lo que los resultados prácticamente carecen de credibilidad. La posibilidad de cambiar el sabor de los fluidos sexuales sigue siendo un debate abierto.

En medio de tanta especulación, parece que hay recomendaciones que se repiten con bastante frecuencia sobre ciertos alimentos o hábitos que son buenos o malos para los fluidos sexuales de hombres y mujeres. El mejor modo de averiguarlo es experimentando con tu pareja.

Cosas que mejoran el sabor

Cosas que empeoran el sabor

Beber 2 litros de agua al día Fumar
Piña, arándanos y fruta dulce Cafeína
Perejil Alcohol
Apio Coliflor, brécol y espárragos
Canela Alimentos procesados y comidas precocinadas
Cardamomo Comida picante
Menta Demasiados lácteos, carne o pescado

También hay que tener en cuenta que eyacular con frecuencia ayuda a que el semen sepa mejor. Los testículos y la próstata acumulan fluidos, por lo que la eyaculación posterior a un periodo de abstinencia tendrá un sabor menos agradable.

Salvo que tu pareja te haya comentado que el sabor le resulta desagradable, lo más probable es que no tengas de qué preocuparte. E incluso en el peor de los casos, los lubricantes de sabores pueden solucionarlo fácilmente.

4. Prueba los lubricantes y condones de sabores

El sexo húmedo es mejor, no cabe duda, por lo que en cualquier mesita de noche debería haber una selección de lubricantes íntimos para cada acto sexual. Muchos lubricantes saben mal, así que vale la pena invertir en un bote de lubricante con un sabor delicioso y evitarse salir corriendo al baño en mitad del tema.

Lovehoney Strawberry Flavoured Lubricant 100ml Los lubricantes de sabores funcionan exactamente igual que los normales, solo que saben mucho mejor. La variedad de sabores disponibles en el mercado es inmensa, ya que la mayoría de las marcas de lubricantes ofrecen más de uno. Para empezar puedes probar uno de nuestros lubricantes mejor valorados: el lubricante sabor a menta de Lovehoney.

Los lubricantes de sabores pueden aplicarse en cualquier momento durante el sexo oral, pero la recomendación es hacerlo antes de empezar para que tu pareja no piense que sus genitales saben mal. Y si ese es realmente el caso, hacérselo saber le cortará el rollo por completo.

Usar el lubricante con sabor nada más empezar los preliminares es la manera más sensual de mejorar el sexo oral sin ofender a la otra persona. Puedes poner un poco en tus dedos o salpicar su cuerpo y lamerlo o echarlo directamente en tu lengua.

Para disfrutar de un sexo oral seguro, usa condones de sabores o barreras bucales de sabores, los cuales ya incluyen un lubricante delicioso y se les puede añadir más durante el sexo oral

5. Dirige la acción

La mejor forma de saber lo que le gusta a tu pareja es que te lo diga. El feedback es fundamental si quieres recibir el mejor sexo oral posible, así que sincérate y aprende a dirigir a tu pareja para que dedique más tiempo a hacer lo que te gusta y menos a lo que no te gusta tanto. Si finges estar disfrutando del sexo oral cuando no es así o no aportas ningún feedback, tu pareja no sabrá cuál es el mejor modo de complacerte y el sexo oral será menos satisfactorio para ambas partes.

6. No te centres exclusivamente en las zonas más obvias

Durante el sexo oral, asegúrate de que estimulas todas las zonas erógenas de tu pareja en lugar de concentrar toda tu atención en el clítoris o el glande.

En una felación, además del glande, recuerda incluir todo el tronco del pene, los testículos, el perineo (la zona entre los testículos y el ano), el frenillo (la piel fina que hay entre el glande y el tronco del pene) y el meato (el orificio urinario). Haz círculos alrededor del meato con la lengua y recorre el frenillo para aumentar la sensibilidad. Estas dos zonas reaccionan rápidamente a las sensaciones que puede producir la lengua.

Mientras lames y succionas el pene, usa las manos y los dedos para acariciar los testículos, masajear suavemente el perineo y la base del tronco o hacer círculos alrededor del ano.

En un cunnilingus, recuerda incluir los labios menores, todo el clítoris y la vagina. El clítoris solo tiene una parte minúscula visible, que equivaldría al glande del pene, y está recubierta por un pequeño pliegue de piel protectora que actúa como prepucio.

Lovehoney Waterproof Ladyfinger Mini VibratorLas terminaciones nerviosas del clítoris se extienden mucho más allá de la cabeza del clítoris, algo que podrás comprobar si pones un dedo sobre el clítoris cuando este está erecto y recorres la cabeza hacia el cuerpo. Lamer suavemente todo el clítoris puede resulta mucho más placentero que centrarse exclusivamente en la punta. Las terminaciones nerviosas del clítoris también llegan a los labios menores, por lo que te recomendamos que dediques tiempo a lamer esta zona tan sensible.

La penetración durante el sexo oral es una de las experiencias sexuales más satisfactorias para una persona con vulva. Introduce un par de dedos en la vagina y realiza movimientos suaves de dentro afuera mientras le lames la zona del clítoris o usa un vibrador clásico, consolador o otro juguete sexual insertable para estimular sus zonas erógenas internas.

7. Controla la succión

Muchas guías sobre el sexo oral hablan de las ventajas de succionar el pene o el clítoris, pero existe una delgada línea entre el placer y la incomodidad.

A las personas con pene suele gustarles la succión, mientras que las personas con vulva prefieren que no les succionen el clítoris en absoluto, ya que lo consideran una zona demasiado sensible. Sin embargo, también se da el caso contrario de gente que considera demasiado intensa la succión del glande como para disfrutarla y personas a las que les encanta esa sensación de vacío en el clítoris.

Si te aventuras a experimentar con la succión durante el sexo oral, empieza suavemente y fíjate en la reacción de tu pareja para no estropear el momento.

8. Varía la técnica… pero sin estropear el momento

Está bien variar la técnica para que el sexo oral no se vuelva monótono, pero a veces cambiar cuando se está a las puertas del clímax puede resultar desastroso. Puedes plantearte variar empezando lentamente besando y masajeando durante más tiempo los genitales de tu pareja con la lengua y los labios. Tratar el sexo oral como un beso largo y muy sensual aumentará su anticipación y sensibilidad y, por lo tanto, producirá un orgasmo mejor. Sin embargo, cuando se acerque el momento del clímax, haz caso a las indicaciones de tu amante y "¡no pares, sigue, sigue!".

9. Perfecciona la postura

Cuando vamos a practicar sexo oral, la mayoría opta por que la pareja se tumbe boca arriba y colocarse entre sus piernas abiertas. Te recomendamos variar un poco para mejorar la experiencia.

- Que tu pareja se ponga de pie mientras tú te arrodillas para darle placer. Es una postura ideal para quienes les gusta tener cierta sensación de poder, y además proporciona una perspectiva magnífica para colmar los testículos y la vagina de atenciones. Se recomienda tener cerca una pared para poder apoyarse en ella cuando la cosa se calienta.

- La postura del 69 es fantástica para darse sexo oral mutuamente, pero puede resultar más complicada para quien esté encima o más húmeda para quien esté debajo. Para que sea más cómoda, podéis tumbaros de frente sobre vuestro costado.

- Ponte de rodillas y apoya las manos en la pared o agárrate al cabecero mientras tu pareja se acuesta debajo o se agacha delante de ti. Usar los brazos para sujetar tu peso durante el sexo oral te ayudará a lograr la mejor postura para tu pareja sin causarle asfixia ni una contractura en el cuello.

10. Utiliza un juguete sexual para intensificar las sensaciones del sexo oral

Lovehoney Double Ding Ding Vibrating Cock RingEl sexo oral puede mejorarse combinando juguetes sexuales con la boca. Ambas partes pueden ponerse un plug anal normal o vibrador para aumentar la intensidad de sus orgasmos y las personas con próstata pueden optar por un masajeador prostático para estimular el punto P.

Por otro lado, un anillo vibrador para pene durante el sexo oral hará que las sensaciones sean mucho más fuertes a lo largo de todo el miembro. Algunos anillos también incluyen un vibrador para los testículos, por lo que tanto el tronco como el escroto recibirán atención mientras tú te centras en dar placer al pene.

Si se trata de una persona con vulva, te recomendamos usar una balas vibradora para excitarla mientras metes y sacas la lengua en su vagina o penetrarla con un consolador o un vibrador mientras te centras en lamer la zona del clítoris

¿Tienes algún consejo imprescindible para el sexo oral? Deja un comentario con tus trucos para que tu amante se estremezca de gusto.

Lovehoney

Redactado por Lovehoney. Para publicaciones colaborativas editadas entre miembros del equipo de Lovehoney y autores invitados.
Básicamente, aquí hablamos de todo lo que tú quiera.s

Publicado originalmente el 5 ago 2011. Actualizado el 26 jul 2021
Compartir