Cómo usar los consoladores de vidrio y metal

Cómo usar los consoladores de vidrio y metal

por Lovehoney

el 17 may 2021

Si al pensar en tu colección de juguetes sexuales, “bonita” es la última palabra que se te pasa por la cabeza, entonces es muy probable que aún no tengas un consolador de vidrio o de metal.

Lovehoney cuenta con un amplio abanico de juguetes de vidrio y de metal, de diferentes texturas y formas, desde consoladores de acero inoxidable reluciente a plugs anales de vidrio soplado.

Por tanto, independientemente de tus preferencias y de tu sexo, seguro que encuentras un consolador precioso que satisfaga tus deseos e incorpore nuevas sensaciones a los preliminares, el coito o la masturbación.

Usa lubricante

La superficie pulida del vidrio o el metal es más lisa que el látex, el plástico ABS y la silicona, por lo que la fricción es mucho menor y no hace falta tanto lubricante como con los juguetes de silicona, por ejemplo.

Al contrario que otros materiales, estos no se estropean con determinados lubricantes, por lo que puedes untar libremente tus juguetes con tu sedoso lubricante de silicona.

Notarás que el juguete se desliza más todavía y, por lo tanto, las sensaciones se intensifican.

Enfríalo

A diferencia de otros materiales, el vidrio y el metal son termosensibles, por lo que puedes calentarlos o enfriarlos para disfrutar de nuevas sensaciones internas y externas en tus juegos íntimos.

Si deseas producirle placenteros escalofríos a tu amante a lo largo de la espalda, prueba a meter el juguete en un recipiente con agua fría o en la nevera durante 10 minutos antes de usarlo.

Prueba a recorrer la cara interna de los muslos de tu amante con el juguete frío o a acariciar con la punta los pechos, yendo desde el borde hasta los pezones. Se pondrá a cien.

Siempre se debe comprobar la temperatura del juguete en el antebrazo para garantizar que es agradable, sobre todo si piensas introducirlo en la vagina o el ano.

...¡o caliéntalo!

Jugar con la temperatura es muy excitante para la persona que recibe las caricias si se combina frío y calor, sobre todo si se aumenta la anticipación alternando ambas sensaciones.

La forma más segura de calentar un juguete de vidrio o metal es sumergiéndolo durante 10 minutos en un recipiente con agua caliente del grifo.

Vierte parte del agua hasta que esta llegue hasta la mitad del consolador y luego cógelo con cuidado. Comprueba siempre la temperatura en el antebrazo para evitar incidentes desagradables.

A continuación, puedes usar el juguete para acariciar y excitar a tu pareja. Prueba a incorporar un poco de aceite de masaje o una vela de masaje para aumentar las sensaciones.

Y esto nos lleva al siguiente punto...

Dale un masaje a tu amante

Estos juguetes son perfectos para dar masajes gracias a su superficie lisa y rígida, así que mima a tu pareja acariciándole todo el cuerpo. Para aumentar el placer, caliéntalo primero (echa un vistazo al apartado anterior).

El vidrio y el metal, si se combinan con un aceite de masaje sedoso o una vela de masaje, resbalan por la piel maravillosamente liberando todo tipo de tensiones.

Usa un consolador con cuentas, como el consolador sensual de vidrio con cuentas de Lovehoney o el consolador con bolas de acero inoxidable de Desire, para dar masajes amplios en los hombros y la espalda o deshacer contracturas con sus bolas lisas.

Lovehoney

Redactado por Lovehoney. Para publicaciones colaborativas editadas entre miembros del equipo de Lovehoney y autores invitados.
Básicamente, aquí hablamos de todo lo que tú quiera.s

Publicado originalmente el 17 may 2021. Actualizado el 17 may 2021
Compartir