Envío gratis a partir de 40€ de compra
  1. ¿Por qué los ejercitadores Kegel son buenos para ti?

    vagina-kegel-blogging

    Olvídate de piernas y brazos doloridos, clases abarrotadas de gente e incómoda ropa deportiva: el ejercicio más importante que realizarás para este verano no requiere pagar matrícula ni una cuota mensual.

    De hecho, ni siquiera necesitas salir de la cama para cosechar los beneficios de esta rutina...

    Dentro de tu operación bikini para este verano no pueden faltar unos cuantos ejercicios Kegel (también llamados de suelo pélvico) para que estés completamente en forma. No te arrepentirás de la decisión.

    (Y si no lo haces de manera instintiva, te invito a que empieces a apretar tus músculos vaginales cada vez que leas la palabra "Kegel").



    Breve historia sobre las bolas Kegel

    Viajemos en el tiempo hasta 1952 cuando el ginecólogo Arnold Kegel descubrió que los ejercicios de los músculos del suelo pélvico ayudaban a las mujeres a experimentar orgasmos más fáciles, intensos y frecuentes.

    Volvamos a 2018.

    Si eres una persona sexualmente activa, seguramente habrás oído hablar de las bolas Kegel, y quizás incluso las hayas probado alguna vez. Es bien sabido que una contracción oportuna de los músculos vaginales durante el sexo puede llevar a tu pareja al límite en cuestión de segundos.

    Si no tienes claro de qué estamos hablando, prueba a parar la orina durante la micción. Bien, estos son los músculos cuyo ejercicio puede aportar muchos beneficios.


    ¿Cuáles son los beneficios de los ejercicios Kegel?

    Además de hacer que los orgasmos femeninos sean más intensos y frecuentes, los ejercicios Kegel pueden aumentar el placer masculino al hacer que tu vagina esté más apretada.

    Los hombres que realizan ejercicios Kegel (sí, ellos también pueden realizarlos) se benefician de un mayor control sobre sus orgasmos y erecciones más fuertes.

    ¡Incluso, existe la posibilidad de tener múltiples orgasmos sin eyaculación!.


    Entonces, ¿cómo debo entrenar los músculos?

    Una vez que has identificado los músculos de tu suelo pélvico, es hora de ponerlos a trabajar.

    Prueba a contraer los músculos durante tres segundos con descansos en medio y repite esto durante varias veces al día. Entonces, prolonga las contracciones hasta cinco y diez segundos.

    Gracias a que son muy sencillos y discretos, puedes practicar tus ejercicios Kegel en cualquier parte sin que nadie tenga que saberlo.


    MyFitnessPal

    Descargar una app, como MyFitnessPal, con ejercicios adaptados o configurar una alarma en tu teléfono pueden ser útiles maneras de crear un hábito dentro de tu rutina diaria.

    Si estás buscando un desafío mayor o quieres añadir un toque extra sexy a tus ejercicios, echa un vistazo a los ejercitadores y bolas de Kegel.

    Se acabó el hacer cola en las máquinas del gimnasio: puedes hacer estos ejercicios en el lugar y en el momento que te apetezca sin derramar una gota de sudor.


    ¿Qué más puedo hacer con estos músculos?

    Resulta impresionante pero también puedes sostener peso. En serio, es lo que ocurre con las bolas Kegel).

    También, puedes probar una técnica sexual menos conocida llamada "pompoir"», en la que en lugar de la penetración clásica, el hombre permanece quieto y la mujer realiza todo el trabajo con sus músculos vaginales.

    Además de apretar con tus músculos, puedes aprender a empujar, tirar y girar el pene sobre el pene de tu pareja.

    Y si te cuesta horrores salir de la cama por la mañana para ir al gimnasio, no te preocupes. Los ejercicios Kegel son lo que buscas pues suponen un tipo de entrenamiento que apenas necesita realizar ningún esfuerzo.


    El saber es poder

    Puede que estos ejercicios no produzcan exactamente unos abdominales de película ni unos glúteos alucinantes, pero sí que te harán sentir como un dios o como una diosa sexual y, la verdad, creemos que tiene más beneficios.

    En este artículo hemos utilizado la palabra "Kegel" 9 veces. ¡Enhorabuena por tu primer entrenamiento!


    También te puede interesar:

    Añadir un comentario
    1. ¡Sí, por favor! Mándame un mensaje cuando haya nuevos comentarios después del mío